Logo
Reproducción del color
 
Los colores del documento así como todas las fotografías incrustadas deben estar en modo de color CMYK perfil FOGRA27. Puedes enviar documentos que no respeten esta norma pero ten en cuenta que cualquier color de tinta plana como Pantone® o bien colores en modo RGB se convertirán automáticamente a modo CMYK produciendo posibles cambios en la apariencia del color.

La visualización de los colores en pantalla puede discrepar del resultado impreso.
En una pantalla de ordenador la visualización tiene lugar en modo RGB (rojo, verde y azul) mientras que la impresión se realiza en colores CMYK (cyan, magenta, amarillo y negro). Como cada monitor tiene un ajuste diferente varía la representación de los colores entre monitores. Por lo tanto, lo que se ve en el monitor no tiene por qué corresponderse con el resultado final de la impresión.

Debes guiarte por una referencia impresa en offset cuatricromía o bien una prueba cromalín de valores CMYK a la hora de escoger los colores y no por el aspecto del color en pantalla.
Las pruebas realizadas en impresoras domésticas inkjet o láser no son ninguna referencia válida al tener calibraciones y ajustes adaptados por los fabricantes para realzar los colores de las fotografías y por consiguiente modificándolos.


También influye el tipo de soporte sobre el que se imprime
En nuestro caso imprimimos sobre tejidos técnicos que normalmente son de Poliéster, Fibra de Vidrio, PVC o mezclas de los mismos.
Por ejemplo la impresión sobre un tejido de poliéster o fibra de vidrio, tienden a quedar colores con un aspecto mate y los de PVC o recubiertos de este material, los colores son brillantes.
Todas las máquinas de impresión son calibradas diariamente para asegurar una calidad superior de la impresión, así como los RIPs, pero existe un margen de tolerancia. Por ello no podemos dar una garantía de color del 100% y existe un rango de tolerancia de ±3% en cada valor de cuatricromía, lo que puede producir ligeras variaciones en la impresión del mismo archivo. 

 
  
Cómo sangrar los documentos y para qué sirve
 
Todos los archivos para la impresión deben de tener un sangrado, esto es un exceso de imagen más allá de la línea de corte del documento. Se entiende mejor cuando sabemos que cualquier documento nunca se imprime directamente en su formato final, si no que siempre se imprime en un soporte más grande y luego se corta, para que la impresión pueda ir hasta el margen de corte.  
 
El sangrado que precisa el documento original diseñado para la impresión de cortinas, varía dependiendo de cada tipo de cortina por lo que recomendamos que descargue la hoja de condiciones técnicas donde encontrará la informaciób necesaria para confeccionar un arte final correcto. En caso de duda consulte con nuestro departamento de impresión vía mail: impresion@whatcolor.es o llamando al tel. 93 278 84 00.

En el ejemplo puedes ver en primer lugar el documento correctamente preparado para la impresión con su sangrado. En la segunda imagen se sobrepone el área que cortará la guillotinan el tercero el resultado final.

 Resolución
 
En impresión digital de gran formato la resolución es suficiente a 150 ppp (pixels por pulgada) a tamaño real.


En el cuadro siguiente verá un escalado orientativo de tamaños y resoluciones para tener una idea de tamaños finales al 100% de imagen requeridos para su correcta impresión.


Las imágenes a resoluciones inferiores de las proporciones indicadas en la tabla anterior pueden pixelar, en el ejemplo podemos ver la comparativa de una fotografía impresa con una resolución correcta y la misma con una resolución inferior a la requerida. En caso de duda rogamos nos consulte.

 
WhatCOLOR© | Gorgs-Lladó, 34 - Pol. Ind. Can Salvatella - 08210 Barberà del Vallès, BCN | Tel. 93 278 84 00​